Padre no es cualquiera

Bienvenidos al Blog Verdad Cubana.....Autora Idania Pupo Freyre..... Desde Ciego de Ávila, Cuba.....Conozca las últimas entradas de este blog..... NOLBET REGRESA A LA VIDA...EL BUEN CAMINAR DEPENDE DE UNOS PIES SANOS.....REGRESAN LAS MARIPOSAS.....Denis Castillo: de Tigre a León .....VOY A HACER PÚBLICA UNA CONFESIÓN...DOS JÓVENES INVESTIGADORAS DE CIEGO DE ÁVILA TRABAJAN EN PROYECTO EN ALEMANIA ..... Gracias por su visita.


viernes, octubre 12, 2018

SHEILA MORA, TODA VOZ Y SENTIMIENTO


Su voz, grave, potente, puede transmitir lo mismo el dolor por un amor perdido, que la felicidad de un sentimiento ganado. 

Así sucede porque Sheila Mora no sólo tiene las cualidades vocales para ser una buena cantante, sino, además, posee el temperamento necesario para sentir y transferir todo tipo de emociones.

Dueña de las noches bohemias de la capital avileña,  ya lleva 36 años dedicada a cantar en todo tipo de escenarios y con un repertorio, amplio en géneros.

La música la atrapó desde su niñez, por influencia familiar.

“Mi padre trabajaba como químico industrial pero tocaba guitarra y gustaba de la trova tradicional, preferencia que me inculcó. También mi hermano José Luis, ya fallecido, era percusionista y llegó a trabajar con orquestas y grupos”, cuenta Sheila rememorando sus inicios.

A los 8 años comenzó a rasgar las cuerdas de una guitarra para acompañarse cuando cantaba. Más tarde matrícula en la Escuela de Arte y en 1992 llega a graduarse en el Instituto Superior de Arte (ISA), en la especialidad de canto.

“Desde mis inicios tuve enseñanzas de músicos y avileños que me han valido mucho, como las de los maestros Jesús Lacerda y César Alberti; las profesoras Haydee Hermida y Rosita Sánchez y el cantante Balmor Martínez, entre otros”. 

Sheila tiene una larga lista de actuaciones en distintos escenarios, de ellos menciona algunas:

“En 1985 participé en el programa de la Televisión Cuba Todo el Mundo Canta y obtuve un premio. Me he presentado en múltiples festivales y he compartido escenarios con cantantes de la talla de Elena Burke, Moraima Secada, Pablo Milanés, Rafael Espín, los hermanos Feliú y los grupos Mayohacán y Manguaré, entre otros”, dice con natural orgullo. 

Para esta artista avileña el momento cumbre de su carrera fue cuando el director Raúl de la Rosa hizo un espectáculo especial en el teatro Principal para celebrar sus 20 años de carrera.

“Fue algo maravilloso que marcó un antes y un después en mi vida. Tuve que cantar muchos géneros y el mayor reto que me impuso fue interpretar el Popopó de Dolores Santa Cruz, de la zarzuela Cecilia Valdés. Fue muy difícil por el vestuario que lleva, la postura del personaje que hay que asumir para cantarla, pero lo logré y a teatro lleno”, cuenta con emoción. 

Sheila ha trabajado en galas, conciertos, actos, televisión y cabarets. De este último escenario ofrece su criterio:

“He actuado en todos los cabarets de la provincia, incluyendo en los de los hoteles de Cayo Coco y Cayo Guillermo, también me he presentado en casi todos los del país”.

“El trabajo en cabarets es la escuela que forma a los cantantes porque nos da pista, nos enseña a manejar un vestuario y un maquillaje de mayor fantasía, a tener una relación más directa con un público muy variado, muy exigente”, cuenta Sheila. 

Hace tiempo que en la capital avileña no hay cabaret. Al respecto ella comenta:

“Es increíble que en una ciudad como Ciego de Ávila no exista un centro nocturno con un buen espectáculo. Se ha dejado perder un cabaret como Las Piñas, con todas las condiciones, donde se dieron buenos shows y allí actuaron grandes artistas cubanos, como en un tiempo anterior lo hicieron en el Bohemio”.

Sheila Mora en la actualidad se presenta en el restaurante Don Pepe, donde anima las veladas nocturnas. Tal vez es el único lugar de capital avileña, donde pueda verse un artista en vivo.

La interrelación que estable Sheila con el público es fabulosa. Entre canción y canción hay diálogos, felicitaciones,  chistes. Ella es una animadora muy agradable, de ahí que tenga un público que la sigue.

De mediana estatura, delgada, sencilla y humilde, se le puede encontrar por cualquier calle de su ciudad natal, la que nunca ha querido abandonar, a pesar de las posibilidades que ha tenido.

Ella es quien nos puede cantar un bolero, una canción de la trova tradicional o actual, un corrido mexicano, un pop…todo, menos reguetón, género que tilda de facilista y en su mayoría, sin mensaje ni poesía. Pero si de preferencias se trata, se queda con la balada.

Tiene la virtud de acomodar su potente voz a un tema romántico o ha una canción movida, que prefiere siempre cantar en vivo porque el doblaje no va con su temperamento. 

En  cualquiera de sus estilos interpretativos, Sheila hace que su auditorio sienta como propia, la emoción que siempre pone a su canto, porque ella en cada melodía entrega su propia vida.

Texto y fotos de Idania Pupo Freyre


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...