Bienvenidos al Blog Verdad Cubana.....Autora Idania Pupo Freyre..... Desde Ciego de Ávila, Cuba.....Conozca las últimas entradas de este blog.....Incrementa Cuba formación de recursos humanos en angiología.....Garantiza Ciego de Ávila servicios de hemodiálisis.....Los abusos ocultos tras un antiviral.....CUBA CONDENA AGRESIÓN ISRAELÍ A PALESTINA .....Declaración de La Unión Árabe de Cuba Filial Ciego de Ávila ..... Gracias por su visita.


jueves, abril 07, 2016

UNA AVILEÑA EN LA COMPAÑÍA ACOSTA DANZA

Esta joya de la danza cubana Carlos Acosta, reconocido en el mundo del ballet, ha creado su propia compañía Acosta Danza, tras hacer una rigurosa selección de sus 25 integrantes y entre estos primeros bailarines está la avileña Laura Rodríguez Quesada.
En un fragmento de un amplio reportaje publicado en el diario Juventud Rebelde, aparece un fragmento en el cual se conoce la trayectoria artística de Laurita y aquí lo reproduzco: 

Buenos presentimientos

A Laura Rodríguez Quesada, exprimera figura del Ballet de Camagüey (BC), luego de situarse como una privilegiada que a los 24 años ya había hecho suyos El lago de los cines, la suite de Giselle, Grand Pas de Paquita, La fille mal gardée, Don Quijote... «Ciertamente no me puedo quejar, porque pocas bailarinas han tenido tamaña suerte con tan pocos años de experiencia. Confiaron en mí y yo aproveché la oportunidad al máximo».

 Si bien su apasionamiento siempre ha sido el ballet clásico —insiste en que jamás se aburrirá de él—, en la escuela se quedó con los deseos de llegar más lejos con el contemporáneo, al que se fue acercando gracias a los concursos internacionales (conquistó dos primeros lugares), por medio de coreografías como Bailarina de Picasso, de Laynier Bernal, y Oración, de Tania Vergara. 

«Cuando me di cuenta de que era justo lo que Carlos pretendía: llevar ambas líneas, supe que había encontrado la compañía ideal», afirma Laurita, quien no se atreve a imaginar su futuro lejos del universo que su mamá le puso ante sus ojos.

«Ella fue la “culpable”. Le encantaba el ballet, pero tuvo que desistir porque su familia se opuso. Mi mamá sintonizaba instrumentales y se ponía a bailar mientras yo dibujaba, hasta que no solo captó mi atención, sino que ya después yo misma encendía el televisor y me realizaba haciendo miles de murumacas».

Después tuvo que mudarse de Ciego de Ávila para la tierra de los tinajones, y viceversa, para poder acceder a los diferentes niveles de enseñanza del ballet. Se le iba el tiempo viajando, con pases cada 15 días, mas no se quejaba. Su meta era el BC y pudo materializarla. «Me moría por estar en esa compañía a la que tengo mucho que agradecerle.

«Ya ninguna agrupación escapa del éxodo de bailarines y el BC no es la excepción. Ahora los elencos son muy jóvenes, lo cual se nota en la escena. Ahí estuvo la causa de mi decisión. Preparando un contrato, supe en La Habana de las audiciones. Fui a Camagüey y recogí mis zapatillas, porque me encantó este proyecto que presiento que dará mucho de qué hablar». (José Luis Estrada Betancourt).


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...